Resaltan el potencial apícola chaqueño

18/07/2019 | Info General |

La provincia del Chaco cuenta hoy, en todo su sector apícola, con poco más de 70 mil colmenas, distribuidas en 1750 apiarios, los cuales se traducen en 655 productores apícolas. El proceso de certificación orgánica de la miel, comenzó hace tres años, congeniando el trabajo de distintos actores, como ser el Gobierno del Chaco, a través de su Ministerio de Producción, la asociación ACERCA y las certificadoras Organización Internacional Agropecuaria S.A (OIA) y  FOOD SAFETY S.A.

 

El mismo inició con 14 productores de la Asociación Apícola de J.J. Castelli, la Asociación Civil de Montes Nativos de Miraflores y la Asociación Civil de Jóvenes del Impenetrable Chaqueño. Este grupo pioneros de productores creció rápidamente en su primer año. El segundo año se incorporó la certificadora OIA S.A y se comenzó la certificación de procesos. Esto es una etapa posterior a la producción, que permitió tener 6 salas bajo certificación orgánica; 5 de ellas de extracción de miel y 1 de elaboración de cera estampada.

 

Con esta nueva etapa se sumaron nuevos productores, lo cual hizo que la Provincia del Chaco se posicione como la primera provincia en cantidad de números de colmenas bajo certificación orgánica, y próximamente la posicionará como la primera provincia en producción de miel bajo certificación orgánica. Esto es un gran logro que se impulsó desde el Gobierno Provincial como política pública, planteada por el Gobernador Oscar Domingo Peppo.

 

Estos 79 productores que hoy hay bajo esta modalidad, se encuentran certificando miel para los mercados de Europa y Estados Unidos, que tienen normas distintas bajo protocolos con distintos requerimientos, con un total de 8.914 colmenas bajo certificado. De esta forma la provincia de chaco superará las 12 mil colmenas bajo certificación.

 

En la campaña 2018/19 se pudo comercializar estos productos para Europa a través del aliado comercial “Miles del Chaco”. Esto benefició a los productores de forma tal que obtengan un 40% más de rentabilidad en el precio de su producto, que además recibieron el apoyo técnico desde el Ministerio de Producción

 

El proceso de certificación de miel orgánica, fue una prefinanciación a través del Ministerio y Fiduciaria del Norte en el cual los productores no pagan la certificación orgánica de forma inicial; sí lo harán en la campaña siguiente una vez que se comercialice su producto. Es una ventaja significativa, porque les da oportunidad a los productores, de iniciar este proceso sin realizar el desembolso previo.

 

 

Producción orgánica en alza

 

La provincia del Chaco por sus características geográficas, su flora y fauna; tiene un potencial altísimo, en lo que es la producción orgánica más allá de la apicultura. Es una herramienta que permite a los productores generar mayor rentabilidad en sus explotaciones y garantizar el cuidado del medio ambiente.

 

Hoy la producción orgánica tiene una demanda alta en el comercio externo y una creciente demanda en el mercado interno.

 

Esta forma de trabajo que se logró permitió combinar distintos factores que lo ha transformado en un proceso exitoso. El Ministerio acompañando con todo el equipo técnico y la logística, y la agencia generando los vínculos y herramientas financieras, sumado a un aliado comercial como lo es “Mieles Del Chaco”.

 

En la actualidad ya se encuentran emitidos los certificados de los productores que pueden comercializar en el mercado europeo. La miel ya se encuentra en la planta de “Mieles Del Chaco”, donde ya fue homogeneizada y en los pronto saldrán los primeros contenedores con certificación de producto orgánico producidos y procesados en la Provincia del Chaco.

 

Hoy en día, se han comercializado 380  tambores con certificado de miel orgánica. Mieles provenientes de productores de; la Cooperativa Apícola Chaco de la localidad de General San Martín, de la Asociación Civil Montes Nativos de Miraflores, de J.J Castelli, de la Asociación de Apicultores, de la Asociación Civil de Jóvenes del Impenetrable Chaqueño y de los Parajes Poso de Gato, el Sauzalito y Tartajal.

 

El éxito de este proceso dio como resultado que nuevos  productores  quieran incorporarse al proceso de certificación. Lo que hace augurar un incremento en el número de productores bajo certificación y un constante incremento del volumen de miel con certificado orgánico.

 

 

Muchos años de trabajo en un proceso que dio sus frutos

 

La actividad apícola en el Chaco, lleva más  de 20 años de desarrollo en infraestructura, aumento del stock productivo, sumado a distintos programas que fueron colaborando en el desarrollo de la actividad a lo largo de estos años.

 

Inicialmente se realizó todo un proceso de capacitación a productores, para lo que actualmente es el equipo técnico del Ministerio de Producción de la Provincia del Chaco. Luego de esto, los programas nacionales PRODEAR y PRODERI también tuvieron un enfoque en la actividad.

 

Sin embargo, pese a todo el esfuerzo que se tuvo durante todo ese tiempo, con el correr del mismo fueron cambiando los mercados y las exigencias. Esto llevo a la necesidad de buscar distintas opciones, encontrar otras que permitan generar mayor rentabilidad para sus explotaciones.

 

 

La situación emergencia en el Sudoeste

 

El sector apícola no fue ajeno a la emergencia hídrica que vivió la Provincia del Chaco, debido a la altura que tuvo el agua y las precipitaciones que dieron. Esto ocasionó que muchas colmenas fueran arrastradas por la correntada y se perdieran. A esto se suma las malas condiciones de los caminos de acceso y que las napas se encuentran todavía muy altas y no permite que los productores ingresen a los apiarios. Como consecuencia los productores no pueden realizar las practicas del manejo que necesitan como ser alimentación y principalmente sanidad y se estima que se pierda un 70% de aproximadamente 18 mil colmenas.


¿Qué fórmula presidencial apoyas?